Diseño y desarrollo de Proyectos de Educación a Distancia; Formación tecnológica para docentes y particulares y Banco de Recursos para Primaria y Secundaria.

jueves, 22 de septiembre de 2011

FUNCIONES, ROLES Y PERFILES DE LOS PROFESORES EN ENTORNOS TECNOLÓGICOS

Se ha venido planteando que el profesorado requiere transformar su práctica pedagógica para responder a los cambios sociales, y por consiguiente este requerimiento exige que el profesor tenga otros roles y configure un nuevo perfil.

De esta manera, encontramos que la Sociedad Internacional de Tecnología en la Educación (Internacional Society for Technology in Education) ha demarcado estándares e indicadores para lograr la certificación de los docentes en el manejo y uso de las TIC en la educación. Los indicadores establecen el perfil profesional que los docentes deben poseer en cuanto al uso técnico y pedagógico de las TIC. Estos indicadores se especifican a través de los temas a tratar y las habilidades a desarrollar que son:

1. Operaciones y Conceptos de Tecnología: Los profesores demuestran que entienden las operaciones y conceptos de tecnología.
2. Planeando y diseñando ambientes y experiencias docentes: Se planean y diseñan ambientes de enseñanza efectivos y experiencias respaldadas por la tecnología.
3. Enseñanza, aprendizaje y plan de estudios: En su implementación los planes de estudios incluyen métodos y estrategias para aplicar la tecnología a fin de maximizar el aprendizaje del estudiante.
4. Valoración y evaluación: Se aplica tecnología para favorecer una variedad de estrategias de valoración y evaluación efectivas.
5. Productividad y práctica profesional: Los profesores utilizan la tecnología para mejorar su productividad y práctica profesional.
6. Aspectos sociales, éticos, legales y humanos: Los profesores entienden los aspectos sociales, éticos, legales y humanos que rodean el uso de tecnología en escuelas PK-12 y aplican dichos principios en la práctica

En otro orden de idea, Gisbert (1999) plantea las funciones y roles como validos para ser asumidos en entornos tecnológicos.
1. Consultores de la Información.
Buscadores de materiales y recursos para la información.
Soporte a los alumnos para el acceso a la información.
Utilizadores experimentados de las herramientas tecnológicas para la búsqueda y recuperación de la información.
2. Colaboradores en grupo
Favorecedores de planteamientos y resolución de problemas mediante el trabajo colaborativo, tanto en espacio formales e informales.
Desarrollar forma de trabajo colaborativo teniendo en cuenta que se refiere a una colaboración no presencial.
3. Trabajadores solitarios.
     La teleformación o teletrabajo se realiza principalmente de manera solitaria sino utiliza las distintas herramientas asíncronas y en especial las síncronas.
4. Facilitadores y orientadores.
Facilitadores de aprendizaje las aulas virtuales y los entornos tecnológicos.
Ayudar al alumno a seleccionar sus programas de formación.
Dirigir la vida académica de los alumnos.
No transmisores de la información sino facilitadores.
Formadores de alumnos críticos y de pensamiento creativo.
5. Desarrolladores de cursos y materiales.
Poseedores de una visión constructivista del desarrollo curricular.
Diseñadores y desarrolladores de materiales.
Planificadores de actividades y entornos virtuales de formación.
Favorecedores del cambio de los contenidos curriculares respondiendo a los cambios y avances sociales.
6. Supervisores Académicos.
Diagnosticar las necesidades académicas de los alumnos.
Ayudar a seleccionar sus programas de formación en función de sus necesidades personales,  académicas y profesionales.
“Dirigir” la vida académica de los alumnos.
Retroalimentar los aprendizajes de los alumnos mediante el seguimiento y supervisión adecuadas.

Existen tres dimensiones docentes que influyen en su rol que son también planteadas por Gisbert (2000).
Dimensión cognitiva reflexiva (saber): Se refiere a los conocimientos relacionados con su especialidad y acerca de las potencialidades de las TIC aplicadas a la educación.
Dimensión activa creativa (saber hacer): Se refiere al diseño, implementación y evaluación de aquellas acciones que le son propias. En cuanto a las TIC, debe tener habilidades para la programación, planificación de la acción tutorial, el diseño, desarrollo y diversificación de materiales didácticos multimedia, el uso de aplicación de las TIC para gestión individual y grupal.
Dimensión afectiva y comunicativa (saber ser): Poseer capacidades y habilidades para establecer relaciones humanas y comunicativas positivas.

En este sentido, el perfil del profesorado también se modificará a través de la formación recibida, en los aspectos siguientes:
Tendrá que ser más colaborador que solitario, siendo capaz de investigar en Red y propiciar la participación en el aula y fuera de ella.
Deberá aceptar que no es poseedor del conocimiento y que el estudiante puede tener igual o mayor acceso que él a la información.
Disponer de habilidades organizativas para que la clase pueda darse a través de diferentes modalidades, tales como: bidireccional, síncronas o asíncronas.
Permanecer abiertos a la experimentación de trabajo y de relaciones con las TIC.

Ingrid Figueroa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada